¿Qué es una deuda no garantizada?

Los préstamos sin garantía son considerados más riesgosos para el prestamista. A continuación mostraremos Qué es una deuda no garantizada.

¿Qué es una deuda no garantizada?

¿Qué es una deuda no garantizada?

La deuda no garantizada se refiere a los préstamos que no están respaldados por una garantía. Si el prestatario incumple con el préstamo.

Lo que quiere decir, que es posible que el prestamista no pueda recuperar su inversión porque no se requiere que el prestatario prometa ningún activo específico como garantía del préstamo.

Debido a que los préstamos sin garantía se consideran más riesgosos para el prestamista, generalmente tienen tasas de interés más altas que los préstamos con garantía.

Información clave

  • Las deudas no garantizadas son préstamos que no están garantizados.
  • Por lo general, requieren tasas de interés más altas, porque ofrecen al prestamista una protección limitada contra el incumplimiento.
  • Los prestamistas pueden mitigar este riesgo informando los incumplimientos a las agencias de calificación crediticia, contratando agencias de cobranza de crédito y vendiendo sus préstamos en el mercado secundario.

¿Cómo funcionan las deudas no garantizadas?

¿Cómo funcionan las deudas no garantizadas?

Un préstamo no está garantizado si no está respaldado por ningún activo subyacente.Un ejemplo de una deuda no garantizadas incluyen las tarjetas de crédito.

Los préstamos no garantizados son realmente riesgosos para los prestamistas porque el prestatario puede optar por no pagar el préstamo a través de la quiebra.

En esta situación, el prestamista puede tratar de demandar al prestatario para que le reembolse el préstamo.

Sin embargo, si no se pignoran activos específicos como garantía, es posible que el prestamista no pueda recuperar su inversión inicial.

Debido a que los préstamos sin garantía se consideran más riesgosos para el prestamista, generalmente tienen tasas de interés más altas que los préstamos con garantía.

Aunque la quiebra puede permitir a los prestatarios evitar pagar sus deudas, no deja de tener sus consecuencias.

A los prestatarios que se han declarado en quiebra en el pasado les puede resultar difícil o imposible obtener nuevos préstamos en el futuro.

Dado que la quiebra se considera también un camino de dos vías, es decir podrías tener un impacto negativo severo en su puntaje crediticio, probablemente durante muchos años más.

Mientras tanto, los prestamistas pueden buscar métodos alternativos para recuperar su inversión que han realizado.

Además de demandar al prestatario, los prestamistas también pueden informar cualquier caso de incumplimiento o morosidad a una agencia de calificación crediticia.

Aunado a ello, el prestamista también puede contratar una agencia de cobranza de crédito que luego buscará cobrar la deuda impaga.

Ejemplo de una deuda no garantizada

 

Eliott es un prestamista privado que se especializa en préstamos sin garantía. Se le acerca un nuevo prestatario, Alice, que desea pedir prestados 30.000 dólares.

Dado que el préstamo no está garantizado, Alice no está obligada a pignorar ningún activo específico como garantía en caso de incumplimiento del préstamo.

Como compensación por este riesgo, Eliott le cobra una tasa de interés más alta que las tasas asociadas con los préstamos garantizados.

Seis meses después, el préstamo se vuelve moroso debido a una serie de pagos atrasados ​​por parte de Alice. Eliott tiene varias opciones a considerar:

Aunque Eliott podría intentar demandar a Alice por el reembolso del préstamo, sospecha que esto no valdría la pena porque no hay activos específicos comprometidos como garantía.

Opta por contratar una agencia de cobranza para realizar el pago del préstamo en su nombre.

Como compensación por este servicio, Eliott acepta pagar un porcentaje de cualquier cantidad que la agencia de cobranza logre recuperar.

También de alguna manera Eliott podría haber vendido la deuda a otro inversor utilizando el mercado secundario.

En este escenario, que se plantea con anterioridad, Eliott habría vendido la deuda con un descuento considerable respecto a su valor nominal.

A cambio del precio de compra con descuento, el nuevo inversor asumiría el riesgo de no ser reembolsado.

Consolidación de la deuda no garantizada

Consolidación de la deuda no garantizada

Si no puede hacer una estrategia para reducir la deuda por su cuenta, la deuda no garantizada puede todavía permitirle encontrar una salida, porque podrá consolidarla.

La mayoría de las deudas garantizadas (su actual hipoteca, préstamos para automóviles y préstamos a estudiantes) no pueden ser consolidadas por cualquier opción de consolidación de deuda.

Por el contrario, las deudas no garantizadas, por lo general, se pueden consolidar para combinar varias deudas en un pago mensual bajo.

A través de la consolidación podrás reducir los pagos de tus deudas no garantizadas hasta en un 50%, dependiendo de sus circunstancias y de qué opción de consolidación de deudas elija.

Si las deudas no garantizadas le están causando problemas a sus finanzas, o necesita ayuda para crear una estrategia para reducir la deuda no garantizada, llamando al número de atención.

Un asesor de crédito certificado revisará sus deudas en forma gratuita y le ayudará a encontrar una manera de volver al camino correcto con sus finanzas.

¿Qué Hace la Deuda no garantizada única?

Casi todas las deudas no garantizadas son pagadas en un plan de pagos renovables. Esto significa que la cantidad que debe en su factura cada mes varía según la cantidad total que deba.

Las tarjetas de crédito son el ejemplo más común de deuda no garantizada. Cuanto mayor sea el saldo de su tarjeta de crédito, mayor suma se le pedirá que pague en la liquidación de cada mes.

Esto difiere de las deudas garantizadas, tales como su hipoteca o con el pago de su auto, en las que paga una cantidad fija cada mes, independientemente del tamaño actual de la deuda.

Lo que hace que las deudas no garantizadas sean más difíciles de planificar en su presupuesto familiar, porque no hay una cantidad de dinero fijo que pueda listar como el pago mensual en su presupuesto.

Aunque usted sabe exactamente cuánto dinero necesita para su hipoteca, unos cargos adicionales en cualquier mes dado, podrían fácilmente hacer sus cuentas de tarjetas de crédito más alto de lo esperado.

Por otro lado, la deuda no garantizada también le proporciona una oportunidad única para ir reduciéndola si usted está con demasiada deuda para manejar con su nivel de ingresos actual.

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

1.- ¿Qué es una deuda garantizada?

Una deuda garantizada es aquella donde se garantiza algún bien o propiedad como forma de pago, a esta deuda también se le conoce con el nombre de «secured» o deuda con garantía.

Aquí las propiedades del deudor garantizan el pago de la deuda existente, es decir que de no pagarse la deuda, el acreedor puede tomar la propiedad para de esta manera obtener el pago de su deuda.

Esto puede realizarse a través de reposesión o mediante un proceso de ejecución de la garantía, lo que quiere decir que se obliga a vender el bien.

Las deudas garantizadas están atadas a activos, por lo que a la hora de tramitar un préstamo se debe conocer la diferencia entre una deuda garantizada y una deuda no garantizada.

2.- ¿Cuál es la diferencia entre la deuda garantizada y la no garantizada?

La diferencia que existe entre estos dos tipos de deudas es que la no garantizada no está atada a ningún tipo de activo, de no cancelar la deuda, la entidad no tendrá una propiedad para embargar directamente.

Pero si podrá realizar algún tipo de acción legal contra el deudor para poder cobra la deuda con otros bienes, esta deuda incluye las tarjetas de crédito.

Así como también, los préstamos no garantizados, los saldos, las deudas médicas, etc. mientras que las deudas garantizadas aluden a todo lo contrario.

Nos leemos!!!


También puedes ver cualquiera de estos resúmenes que tenemos en nuestra web:

¿Qué es tax liability?

¿Qué es tax liability?

¿Qué es tax liability?,  conocer sobre nuestra responsabilidad fiscal, es una actividad o tarea que debemos tener en cuenta. En…

Deja un comentario