¿Qué es cash out refinance?

En la zona de bienes raíces, se llama cash out refinance a la refinanciación de una hipoteca. Es el proceso de sustituir una hipoteca que existe por una totalmente nueva que, principalmente, da términos más favorables para el prestatario.

Al refinanciar tu hipoteca, puedes reducir tus pagos mensuales, comerciar una tasa de interés más baja. Y renegociar el número de años (el plazo) del préstamo, borrar a otros prestatarios de la obligación del préstamo.

O bien, tener ingreso a dinero en efectivo por medio del capital de la casa que se ha amortizado. La refinanciación de efectivo o “cash out refinance” en inglés, es una elección de refinanciación de hipotecas.

En la que el nuevo préstamo es preeminente al préstamo que existe, con el fin de transformar el capital de la casa en efectivo. Siendo así su utilidad principal y que permite que muchas personas se beneficien de este servicio.

Por lo cual queremos proporcionarte una guía informativa referente a todo lo que tiene que ver con el Cash Out Refinance. Además de compartirte un ejemplo para entender mejor su funcionamiento como servicio financiero dentro de Estados Unidos.

Cash-Out Refinance Definition

TABLA DE CONTENIDO

Cash out refinance vs. Refinanciación a plazo

Refinanciación a plazo

La refinanciación de préstamos hipotecarios más elemental es la de “tasa-plazo”. Con esta clase, se aspira lograr un tipo de interés más bajo y/o ajustar el plazo del préstamo.

Ejemplificando, si tu propiedad ha sido comprada hace años. Una vez que las tasas eran más altas, puede que te resulte ventajoso refinanciar para aprovechar las tasas de interés más bajas que hay actualmente.

Además, las cambiantes tienen la posibilidad de haber cambiado en tu vida permitiéndote manejar una hipoteca de 15 años (ahorrando masivamente en los pagos de intereses). Aun cuando esto signifique abandonar los pagos mensuales más bajos de tu hipoteca de 30 años.

Cash out refinance

El “cash out refinance” tiene un objetivo distinto. Te posibilita transformar el capital de la vivienda en efectivo construyendo una totalmente nueva hipoteca por una porción más grande que la que debes en la actualidad.

Recibes la diferencia entre ambos préstamos en efectivo independiente de impuestos (el regimen no cuenta el dinero como ingresos). En otros términos viable pues únicamente debes a la organización de préstamo lo cual queda de la porción original de la hipoteca.

El costo adicional del préstamo de la hipoteca refinanciada y con pago en efectivo se le paga en efectivo al cierre, que generalmente es de 45 a 60 días desde el instante de la solicitud.

Comparativamente con la refinanciación “tasa-plazo”, los préstamos de retiro en efectivo o “cash out refinance” acostumbran tener tasas de interés más altas u otros precios, como los aspectos.

A los prestamistas les preocupa que si ya has obtenido un capital notable, es más posible que abandones el nuevo préstamo. Aun cuando un elevado puntaje crediticio y una baja interacción préstamo-valor (LTV) tienen la posibilidad de disipar aquellas preocupaciones y ayudarle a lograr un pacto conveniente. El regimen federal da refinanciamiento de efectivo por medio del Departamento de asuntos de veteranos (VA).

Ejemplo de un cash out refinance

Mencionemos que sacaste una hipoteca de 200,000 dólares para mercar una propiedad y luego de varios años, aún debes 100.000 dólares. Has amortizado por lo menos 100.000 dólares en capital inmobiliario (suponiendo que el costo de la propiedad no haya bajado de 200.000 dólares).

Para transformar una sección de aquel capital en efectivo, puedes optar por una refinanciación en efectivo (cash out refinance). Si quieres transformar 50,000 dólares de tu capital, puedes refinanciar solicitando un nuevo préstamo por un total de 150.000 dólares.

La nueva hipoteca consistiría en el saldo restante de 100.000 dólares del préstamo original más los 50,000 dólares deseados que se podrían sacar en efectivo. En otros términos, puedes aceptar una totalmente nueva hipoteca de 150,000 dólares.

Regresar los 100.000 dólares que debes en la primera hipoteca y tener 50,000 dólares en efectivo restantes. Al calcular la interacción préstamo-valor (LTV) presente de la propiedad, un prestamista puede implantar una porción máxima de préstamo para una refinanciación en efectivo.

El prestamista observa el costo presente de mercado de la propiedad comparativamente con el saldo pendiente que el prestatario debería en el préstamo presente. Siguiendo con el ejemplo, supongamos que el costo presente de mercado de tu propiedad es de 250,000 dólares.

Y que el prestamista ha predeterminado una LTV máxima del 80%, la porción máxima de refinanciación de efectivo podría ser de 100,000 dólares. El LTV del 80% establecería que la porción máxima del nuevo préstamo podría ser de 200,000 dólares, o 250.000 dólares x 0,80. Luego de que la hipoteca inicial se cancele (100,000 dólares), habría 100.000 dólares en efectivo accesibles para ti.

Cash-Out Refinance | Mortgage Refinance | U.S. Bank

Refinanciación en efectivo vs. préstamo sobre el capital de la vivienda

¿Cuál es la diferencia entre un refinanciamiento en efectivo y tomar un préstamo hipotecario? Bueno, con una refinanciación en efectivo, pagas tu hipoteca presente y te metes en una totalmente nueva.

Con un préstamo hipotecario, estás tomando una segunda hipoteca además de la original, lo cual supone que ahora tienes 2 gravámenes sobre tu propiedad. Esto se traduce en tener 2 acreedores separados, cada uno con un viable reclamo sobre su vivienda.

Los precios de cierre de un préstamo sobre el costo líquido de la casa son principalmente menores que los de una refinanciación en efectivo. Por consiguiente, si necesitas una suma destacable para un objetivo específico, podría ser la mejor opción.

No obstante, si puedes obtener una tasa de interés más baja con una refinanciación en efectivo y planeas quedar en tu vivienda a extenso plazo, la refinanciación posiblemente tenga más sentido. En los dos casos, debes asegurarte de tu capacidad de pago, ya que de lo opuesto podrías concluir perdiendo tu vivienda.

Información importante

  • En un “cash out refinance” o refinanciamiento de efectivo, la nueva hipoteca es preeminente al saldo de la hipoteca anterior y la diferencia se entrega en efectivo.
  • En la mayoría de los casos, pagarás un tipo de interés mayor o más aspectos en una hipoteca de refinanciación de efectivo, comparativamente con una refinanciación de “tasa-plazo”, en la que la proporción de tu hipoteca se conserva igual.
  • Dependiendo de la interacción préstamo-valor de tu propiedad, el prestamista establecerá un mayor de cuánto dinero puedes sacar al refinanciar.


También puedes ver cualquiera de estos resúmenes que tenemos en nuestra web:

Deja un comentario