¿Cómo salir de deudas?

¿Cómo salir de deudas?    Es probable que en algún momento de nuestras vidas, la cantidad de deudas que tenemos nos impida ver de qué forma salimos de ellas.

Las mismas dificultades de pago, nos hacen tomar decisiones erróneas y seguirnos endeudándonos hasta con la familia. Nos parece que salir de ellas es muy  difícil, y no lo negaremos pero tampoco es imposible, debemos cambiar algunos malos hábitos, ser disciplinados, además de trazarnos de forma sensata y seria,  un plan de pagos.

Cumpliendo con estas variables,  iremos eliminando todas esas deudas indeseadas que amenazan nuestra salud financiera.

Aunque no hay fórmulas mágicas,  continuemos leyendo, comentaremos  sobre algunos pasos importantes que nos apoyarán en el enfoque de qué debemos hacer para salid de las deudas.

¿Cómo salir de deudas?Como salir de deudas

Cuando tenemos deudas que ya nos parecen inmanejables, nos sentimos sumamente limitados para poder alcanzar muchas de nuestras  metas financieras, como por ejemplo: ahorrar para la adquisición de algún bien que aumentará nuestro patrimonio, como una casa.  O quizás para garantizarnos a futuro calidad de vida, como es el ahorro para la  jubilación.

Sin obviar, el estrés e intranquilidad que esta situación nos genera, nos mantenemos preocupados por nuestras finanzas de manera constante. Pero, ante está desagradable situación, debemos ver algo positivo que por fortuna nuestras deudas no son  una sentencia de por vida.

Entre los pasos que comentaremos en los siguientes apartados, previamente debemos  convertir nuestro objetivo de salir de las deudas, en una prioridad.

De esta manera estaremos  tomando  el control de nuestras  finanzas y honrar dichas  deudas para siempre.

Analiza el tipo de deuda que tienesComo salir de deudas

Este primer paso es muy importante, pues comprendiendo  el tipo de deuda que tenemos, nos apoyará en salir de ella. Probablemente, como comentamos en párrafos anteriores, requiere que cambiemos algunos de nuestros  hábitos,   que seguramente nos propiciaron el incremento de las mismas.

Además que al concientizar cómo la adquirimos, nos aclarará el enfoque para  crear el  plan de pago;   y disminuir en gran medida, la probabilidad que en un futuro volvamos a endeudarnos.

Por Préstamos

Las deudas más usuales son las originadas  por préstamos, los cuales están presentes en algunas etapas de nuestra vida, ya que mediante su uso comenzamos a crear las bases para lograr metas personales. Como puede ser el financiamiento de nuestros estudios superiores, la compra de un carro nuevo, obtener una hipoteca para adquirir una casa o quizás emprender nuestro propio negocio.

Como vemos, no son compromisos que puedan considerarse malos o banales, de hecho las tasas de interés podemos manejarlas sin contratiempos.  No obstante,  si en algún momento se nos hace difícil cumplir con las cuotas acordadas, nos generará presión sobre nuestras  finanzas. Hasta puede llegar a consumir una buena cantidad de nuestros  ingresos, impidiéndonos ahorrar dinero o cubrir nuestros  gastos cotidianos.

Es muy posible, que ante esta situación y con el fin de compensar la diferencia, comencemos a asumir otras deudas, en la figura de  préstamos personales  o con tarjetas de crédito.

Por circunstancias

Este tipo de deudas, por lo general, se van incrementando  sin que tengamos herramientas para controlarlo. En muchas ocasiones provienen de una separación conyugal o divorcio, también por compromisos  médicos originados por accidentes  o enfermedades.   O por deudas con préstamos personales  o tarjetas de crédito  a causa de quedar desempleados.

Las  altas tasas de interés  que vienen con estas deudas nos  angustian sobremanera. Con frecuencia, las asumimos por obligación porque nuestras circunstancias financieras ya  se encuentran bien complejas.

Mientras que intentamos saldarlas, probablemente nos  ingresos  merman aceleradamente, generando que adquiramos deudas mayores, lo  que trae como resultando una espiral de deuda que nos sentimos atrapados.

En la mayoría de las veces, nos enteramos de  la facturación pendiente por atención médica cuando ya están gestionándose por   una agencia de cobranza.

 Por gasto

El producto que frecuentemente se convierte en un  gasto imprudente, que nos lleva a crear nuestra  propia deuda,  lo representan las tarjetas de crédito, que además traen intereses altos.

Así como comprometernos con  una hipoteca, que rebasa nuestros  ingresos; o un crédito de un auto nuevo y no podemos con las cuotas, nos generan  una deuda debido a los gastos.

Nuestro excesivo gasto, aparentando vivir más allá de nuestros  límites financieros, nos lleva a acumular deudas que  terminamos malgastando en el pago de multas e intereses, las cuales superan  el valor de lo que hemos comprado.

Esta situación es muy riesgosa, porque nos exige seguir endeudándonos, inclusive a tener que declararnos en quiebra.

Asume el control de sus gastos responsablementeComo salir de deudas

Este es un paso fundamental para agilizar y facilitar el pago de nuestra deuda; mucho más, si la misma fue originada por nuestros  malos hábitos de gasto. Razones de sobra para que comencemos a mantener un control estricto de nuestras finanzas y gastos.

Es importante, que hagamos el cálculo de nuestros  ingresos mensuales con nuestros  gastos.  Sin dejar por fuera ninguno de estos últimos, una técnica muy eficaz  consiste en dividir nuestros gastos según la obligación de hacerlos y los gastos por deseos o discrecionales.

Entre los gastos por necesidad u obligatorios, nos encontramos con   las cuotas por hipoteca o alquiler, el suministro de alimentos, los seguros de salud, los servicios básicos, el transporte, cuidados y manutención de los niños, entre otros.

Mientras que entre los gastos discrecionales, tenemos  las comidas en restaurantes, la televisión por cable, adquisición de ropa, accesorios para la   decoración, cuotas para gimnasio, entretenimiento y muchas más.

Una vez que identificamos ambos factores, ingresos y gastos, los segundos deben ser considerablemente más bajos que los ingresos, propiciando una situación beneficiosa  para comenzar a pagar nuestra deuda.

Calcula cuánta deuda tienesComo salir de deudas

Como podemos ver,  la sensatez con la que vamos realizando cada paso, nos permite un mejor enfoque del plan de pago.  Por supuesto, que conocer el monto total de lo adeudado,  es una variable imprescindible que debemos  calcular.

Un buen procedimiento es listar todas nuestras deudas, tanto el monto principal como los intereses de cada una. La consulta de nuestro reporte crediticio, es una muy buena herramienta para ubicar a todas las personas a las que les debemos, además de los montos correctos y el % de la tasa de interés que nos cobran.

Incluso  es posible determinar el pago mínimo exigido por  cada cuenta, pues representa  la cantidad más pequeña que podemos pagar por nuestra  deuda mensualmente.

Calcula cuánto puedes pagarComo salir de deudas

Y aunque el mínimo mensual  nos evita el estado de morosidad, no nos agiliza el salir de la deuda. Ya que pagando solo esta cantidad, nos llevaría mucho tiempo para finalmente cubrir el compromiso. Una sugerencia muy válida, es esforzarnos en pagar  un poco más del pago mínimo.

Lo que ubicamos, basándonos en nuestro  presupuesto mensual, restamos todos nuestros gastos de los ingresos, incluyendo tanto  los gastos fijos como cualquier otro no frecuente.

Del monto restante podemos tomar la porción  demás que añadiremos al pago mínimo, podemos calcular aproximadamente de cuánto dinero hacerlo,  ya que desconocemos el monto del gasto sorpresivo que se nos presente.

Elabora un plan para pagarComo salir de deudas

Cuando ya hemos realizado los pasos previos, toca el turno a priorizar el pago de las deudas,  una de los criterios a utilizar son los valores de la tasa de interés de cada deuda, o quizás el saldo de las mismas.

Los expertos, sugieren dos modalidades, conocidas como:

  1. El método de la bola de nieve, el cual consiste en comenzar a cancelar nuestras deudas  desde la más baja  hasta la más alta.
  2. Método de avalancha  o apilamiento de deuda, se enfoca en pagar la deuda priorizando por tipos de interés.

Construye un fondo de emergenciaComo salir de deudas

Este punto  es muy efectivo, para cuando se nos presentan  momentos que debemos manejar gastos inesperados, evitando que tengamos que endeudarnos nuevamente.

Requiere que en la manera que nos sea posible, simultáneamente con el pago de la deuda, reservemos o guardemos para un fondo de emergencia.

Inclusive,  para la reparación del auto o el pago del veterinario, entre otras ocasiones, tener guardados algunos  cientos de dólares nos ayuda a cumplir con nuestro plan de pago de la deuda.

No crees más deudasComo salir de deudas

Aun cuando es el último paso que comentamos, este requiere de un gran compromiso con  el control de nuestros hábitos de gasto. Para ello, podemos evitar el uso de las tarjetas de crédito, tampoco debemos solicitar nuevos préstamos o abrir nuevas cuentas de crédito.

Y en caso, que las usemos sean por gastos de  emergencia, más no  para gastos diarios.

Consejos finalesComo salir de deudas

Como sugerencias o consejos finales,  debemos comentar que es necesario que nos llenemos de paciencia, bien sea para cumplir con los pasos que hemos comentado, como con el tiempo que nos llevará el salir de las deudas.

No perder el enfoque de muestra meta, es otra recomendación,  mantenernos animados  y cumplir  con nuestro plan de pago, es nuestra prioridad por un tiempo.

Además que si tenemos una situación de  deuda que desconocemos  cómo manejar,  podemos considerar contactar con un asesor de crédito.

Existen agencias serias y confiables de asesoramiento crediticio,  por lo general son  organizaciones sin fines de lucro y ofrecen personal  capacitado para ayudarnos a elaborar un presupuesto, comprender las deudas, controlar y seguir nuestros gastos y crearnos un plan de pago para salir de la deuda.


También puedes ver cualquiera de estos resúmenes que tenemos en nuestra web:

H&R Block en español teléfono

H&R Block en español teléfono

Si necesitas conocer cuál es el H&R Block en español teléfono, debes quedarte y continuar con nosotros, leer este artículo…

Deja un comentario