¿Qué es una carta de validación de deuda?

A muchos les puede pasar que olvidan una deuda, por distintos factores. Asimismo, hay casos donde los acreedores, tienden a confundir datos de los adeudados y hacen reclamos injustificados.

Para estas situaciones en las que quieres verificar, si la deuda es efectivamente tuya o no, lo principal es utilizar una carta de validación de deuda, con la que puedas resolver tus incógnitas.

Carta de validación de deuda

¿Qué es una carta de validación de deuda?

¿Qué es una carta de validación de deuda?

Las cartas de validación se pueden definir, como un instrumento eficaz para relacionarse con los representantes de cobranzas. Por eso es fundamental conocer como darle uso, en que momentos puede ser útil y en que casos no tanto.

Es mucha la información que puedes encontrar en internet, acerca de las cartas de validación para deudas.  No obstante, eso no quiere decir que todo lo que lees, sea lo más correcto o idóneo.

Al momento de tener comunicación con un representante de cobranzas, por un tema relacionado con alguna deuda vencida o saldo pendiente, estas en tu derecho de refutar el reclamo que está haciendo.

En ese instante una de las cosas que puedes hacer, es pedir que te entreguen pruebas reales que puedan confirmar su argumento, acerca de la deuda que puedas o no tener efectivamente.

Según la Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas, en su normativa señala que un representante de cobranzas, está en la obligación de suministrarle al adeudado, documentos que acrediten la posible deuda, en caso que este así lo solicite.

Para estos casos el posible deudor, puede utilizar una carta de validación de deuda, como un instrumento ideal para pedir confirmación por parte del representante de cobranza.

¿Cuándo usar una carta de validación de deuda y cuando no?

 ¿Cuándo usar una carta de validación de deuda y cuando no?

Casos en los que se recomienda utilizar la carta de validación de deuda

Son muchos los casos en los que puedes utilizar este tipo de cartas. Sin embargo, los tres casos más usuales en los que puedes remitir una carta de validación de deuda, pueden ser los siguientes:

Equivocación en la identidad

Muchas veces hay nombres que pueden ser exactamente iguales y estar en la misma localidad. Por ejemplo, puedes ser Ana Parker, pero no la Ana Parker que esta adeudada.

Puedes utilizar la carta de validación de deuda, para pedir que certifiquen que eres la verdadera persona que tiene la cuenta pendiente.

Es bien sabido que, en estas situaciones puede haber errores que son muy repetitivos y más común de lo que puedes imaginar. Por eso, en caso de no poder demostrarlo desistirán del contacto contigo.

Deuda adquirida

En muchas partes del mundo, pero en este caso Estados Unidos es muy común que se compren, vendan y traspasen deudas a cada momento. De hecho, hay empresas que se dedican a esto específicamente.

El inconveniente en estos casos, es que el registro que le va quedando a los nuevos cobradores, tiende a ser muy escaso por temas de traspaso.

Por eso mismo, si un representante de cobranza establece comunicación contigo para hablarte de una deuda antigua, comprueba si la deuda es realmente de ellos o fue adquirida de otro acreedor.

En este caso puedes enviar la carta de validación de deudas directamente al cobrador, requiriendo que ten den pruebas que certifiquen la cuenta. De no poder demostrarlo, tendrán que dejar el reclamo.

Antigüedad en la deuda

Si recibes un aviso por parte de un recaudador de deudas, para exigir el pago de una deuda con mucha antigüedad, a pesar de tener o no la seguridad de deber la cantidad indicada, puedes solicitar pruebas.

Posees todo el derecho en este caso, de requerir que te entreguen pruebas que puedan indicar que la deuda es tuya realmente, sin importar el tiempo que ha trascurrido hasta ahora.

En el instante en el que no puedan proveer dichas pruebas, la entidad o el representante de cobranzas, automáticamente debería desistir del caso y clausurar el expediente de la deuda.

Casos en los que no se recomienda utilizar la carta de validación de deuda

Si bien hay situaciones en las que esta carta puede ser efectiva, existen otros casos en los que su uso puede perjudicar al posible adeudado. Te presentamos dos casos que pueden ser así:

Finiquitar la cuestión

Aquellas personas que tengan conocimiento de la deuda, deberán tener como objetivo intentar finiquitar por todos los medios posibles y de forma pacífica, la deuda que se tenga pendiente con el acreedor.

En estos casos no sería recomendable utilizar la carta, por el simple hecho que el cobrador tendrá que buscar en los registros, información relacionada con el caso, que posiblemente sea muy vieja.

Puede ocurrir que el representante no consiga el papeleo suficiente para demostrar que debes tal cantidad o la deuda es tuya.

Sin embargo, puede pasar también que consiga más de lo que buscaba y por el tiempo perdido, ya no este en la labor de hacer un trato contigo.

Al utilizar la carta lo que pudiera acarrearse serian problemas mayores, que involucraran abogados de cobranza, que puedan interponer demandas en contra de ti.

Límite de plazo

Todos los estados en este país, tienen un estatuto de limitaciones por el cual se rigen. En este se establece el tiempo determinado, en el que una persona puede ser garante de una deuda.

Si estas al tanto de la fecha de vencimiento de la deuda y estas esperando que esta expire, el enviar esta carta, no será la mejor opción a realizar. Ya que puedes poner en sobre aviso al cobrador.

Dependiendo de lo que diga en la carta de validación de deuda, puede esta causar que se renueve la fecha de culminación de la misma. Pero esto es de acuerdo al estado en el que te encuentres.

¿Cómo se escribe una carta de validación de deuda?

Carta de validación de deuda

Lo idóneo en estos casos es realizar una carta estándar y profesional. En esta no se deben exponer emociones, simplemente señalar los hechos como han sucedido y tienes conocimiento de ellos.

Debes realizar igualmente preguntas importantes, que te ayuden a entender y salir de dudas respecto a la deuda.

Para estos momentos, enviar este tipo de cartas por correspondencia prioritaria es lo más conveniente. Asegúrate de poder recibir un acuse de recibo. En esta carta puedes reflejar lo siguiente:

  1. Solicita el nombre y los datos de contacto del primer o único acreedor (original).
  2. Pide que te expliquen que leyes los respaldan.
  3. Requiere un documento donde se expongan todos los dueños de las deudas.
  4. Pregunta que cantidad se debe.
  5. Solicita que te informen acerca del tiempo d antigüedad que lleva la deuda.
  6. Consulta por qué se cree que la deuda es tuya.

Información importante

Información importante

No porque un representante de cobranzas te indique que debes cierta cantidad de dinero, significa que la deuda efectivamente te pertenece o incluso que es el monto que el indica.

Siempre es importante conocer acerca de lo que te están hablando y estar consciente de como actuar en el momento para lograr solucionar de la manera más efectiva.

Por eso las cartas de validación de deudas son en algunos casos, la mejor manera que puede tener el posible adeudado para verificar si lo que dice el cobrador es cierto o no.

Esto por supuesto basándose, en lo implementado por la Ley Federal Prácticas Justas de Cobro de Deudas. Si tienes la incertidumbre de creer que debes el dinero, lo ideal es que lo informes y por otro lado si piensas que no, igualmente es importante que lo comuniques.

En la web oficial de la oficina de Protección Financiera del Consumidor, puedes revisar y observar que hay varias cartas de este tipo a tu disposición.

Puedes simplemente escoger una que se adapte a tu caso y modificar los datos e incógnitas que presentes. Recuerda siempre no aceptar la deuda de primeras sino estas completamente seguro.

Las cartas que encontraras en el enlace que te colocamos acá, pueden emplearse para algunas de las siguientes situaciones que te nombramos:

  • No poseo la deuda.
  • Requiero más datos acerca de la deuda.
  • Deseo que el representante de cobranzas no intente mantener más contacto conmigo.
  • Necesito que el cobrador solo se comunique por medio de mi abogado.
  • Entre otros.

¿Qué información debe proveerte el cobrador?

  1. Principalmente debe especificar los datos del acreedor.
  2. Monto exacto de la deuda.
  3. En caso de no disputar la deuda entre los primeros 30 días, luego de habérsele comunicado, el acreedor sobreentiende que la misma es válida.
  4. Si por el contrario disputa dicha deuda, entre los primeros 30 días luego del comunicado de la misma, el cobrador debe proporcionar verificación de la deuda.

Lo primordial que debes tener claro es que en caso de ser el posible adeudado, tienes dos posibles maneras de manejar el asunto al comienzo, disputar la deuda o a su vez, solicitar que la verifiquen por medio de la documentación que tengan registrada.

El proceso muchas veces puede volverse tedioso y complejo, pero todo es cuestión de ir consultando y ver que es lo más conveniente según tu caso.

Adicionalmente influye mucho el lugar donde te ubiques y las normas que se manejen en ese estado.

Video

ÉXITO


También puedes ver cualquiera de estos resúmenes que tenemos en nuestra web:

Que es una LLC

Que es una LLC

En este artículo le estaremos hablando acerca de Qué es una LLC , así que le invitamos a continuar para…

Deja un comentario